Image
Top
Navigation
20 enero, 2016

Boudoir: mucho más allá de una fotografía

Hace unos meses ya os hablamos sobre él aquí, en el Blog de Panateneas. Xabi Vide es un fotógrafo de boda bilbaíno afincado en Cantabria y especialista en el género Boudoir. Nos llamó mucho la atención la temática y cómo nos contaba que introducía este género junto con su fotografía de boda, haciendo que estos shootings fueran casi parte del conjunto de la misma. Así que le pedimos que nos hablara un poco más acerca de este género que tan de moda se ha puesto. Xabi ha realizado reportajes Boudoir para mujeres, muchas de ellas novias, en Euskadi, Cantabria, Galicia, Madrid, Barcelona, etc. y también imparte cursos de formación sobre este género para otros fotógrafos.

XabiVide

Comenzaré este artículo explicando lo básico: la palabra Boudoir viene del francés “tocador” o “habitación privada de una dama”. Una habitación que estaba presente en las casas de la burguesía allá por el siglo XVIII en la Francia del romanticismo y que era la estancia donde la mujer no se supeditaba a su marido, sino que tenía ese “pequeño espacio de liberación intima total”.
Pues bien, cuando esa corriente mezcla de romanticismo, feminidad, libertad y privacidad lo trasladamos a la fotografía a día de hoy, nos da como resultado el género fotográfico Boudoir (pronunciado buddhuar), donde por encima de cuerpos esculturales, poses complejas y erótica pura, priman las sensaciones, la feminidad y una elegancia muy sensual.
Este género en auge en los últimos años entre las mujeres, juega traspasando adelante y atrás la delgada línea que hay entre una fotografía sensual y la erótica, dejando a un lado los términos meramente fotográficos y componiendo una historia donde cualquier mujer pueda sentirse sumamente sexy y glamurosa. Donde no importa tu físico, sino la feminidad, la esencia de cada mujer.

XabiVide

¿Qué motivos llevan a una mujer a querer realizar un reportaje así? Pues sinceramente, muchos. Pero no hay un motivo tan general como el que hoy traemos aquí y es la suma de la fotografía Boudoir al conjunto de la fotografía de boda.
Aunque por estos lares del globo terráqueo es un género “más o menos” novedoso, incluso desconocido, uno de los principales motivos para realizarse una sesión de fotos Boudoir es como regalo de la novia hacia el novio poco antes de pasar a ser marido y mujer. Un regalo de “despedida de soltero” por así llamarlo de algún modo, entregado la noche previa a la boda por ejemplo, añadiendo de esta forma ese plus de sentimiento y emotividad. En países como Francia, Reino Unido, EEUU o Canadá es tan extendido que existen incluso estudios y profesionales especializados que trabajan exclusivamente este género.

XabiVide

Tampoco os voy a engañar, además de un regalo para él, todas y cada una de las mujeres que han realizado conmigo una sesión Boudoir lo han hecho también para ellas. Recordar un momento especial de tu vida, ese momento en el que te sientes bien contigo misma, ese momento en el que te sientes muy mujer, muy femenina y muy sexy sin necesidad de otro motivo aparente más allá de unos recuerdos íntimos y especiales, aunque he de reconocer que la temática Boda entra muy a menudo y muchas de mis novias obsequian a sus parejas con sesiones de este tipo.
No hace falta que lo reconozcáis ya que por experiencia os diré que son muchas las que lo han hecho, que pese a una vergüenza inicial, al “corte” que da posar en lencería o semidesnudas frente a un desconocido sin saber posar ni qué hacer, casi todas las mujeres han soñado con unas fotografías que muestren su esencia más pura, su lado más femenino y sexy, sin ser meramente desnudos o fotografías eróticas y todo sea, dicho de paso, que cuando vean los resultados digan “vaya… ¿Esa soy yo? ¡¡Soy yo!! ¡Wow!”.

XabiVide

Con la fotografía Boudoir contamos una historia. Cada fotografía del reportaje puede pertenecer a un género, siempre que la línea a seguir nos de cómo resultado el Boudoir, tocamos fotografía glamour, artística, erótica, detalles, retrato… Haciendo mucho más que escoger unas fotos puntuales para el resultado, sino desarrollando una historia visual que nos lleve a imaginar, a soñar y a sentir jugando con la combinación de localización, vestuario, complementos y aptitud. Mejor dicho, que os lleve a vosotras a imaginar, soñar y sentir, de manera que además de mostrar vuestros cuerpos, lo que se vea sea vuestro yo interior.
Una sesión Boudoir no busca posturas de calendario, mostrar más de lo debido ni haceros ser quienes no sois, busca precisamente sacar quienes sois, y mostraros de una manera sensual y natural.

XabiVide

Dependiendo del estudio o fotógrafo con el que se trabaje tendrá una forma de afrontar este tipo de sesiones, más elaborada, en estudio, en habitación, con iluminaciones, sin ellas, retoque etc., aunque sin embargo todos mis reportajes a día de hoy se realizan en una habitación de hotel adecuándonos a lo que busquemos sacar de la sesión, empleando solamente luz natural y sin retoques, para que lo que veáis en las fotografías seáis 100% vosotras en todo momento.
No hay edad, no hay complexión física, no hace falta ser una modelo para guardar recuerdos así y de paso hacer un regalo diferente y muy personal a vuestras parejas con motivo de vuestra boda, así que ahora que ya conocéis un poco más sobre que trata la fotografía Boudoir os animo a pensaros el sorprender a vuestras parejas con un motivo tan especial teniendo siempre como principios mi lema para este género:
Natural, diferente, sexy, femenina… ¿Te atreves?

XabiVide

[www.xabivide.com]

Deja tu comentario

Posted By

Categories

Bodas, Recomendaciones