Image
Top
Navigation
2 septiembre, 2016

Descubriendo Sare

“Saran denbora gelditu egiten da”… Dice un dicho popular vasco que en Sare el tiempo se detiene, y es que para este pequeño pueblo del País Vasco Francés parece que no pasan los años.

Descubriendo Sare

El color rojo de las traviesas de madera que decoran las fachadas de sus casas es una de sus características principales. Así son algunos de los espacios para celebraciones que podemos encontrar en este pueblo. Como el Hotel Lastiry, ubicado en una casa del siglo XVII; o el Arraya, con sus contraventanas verdes, situado en la misma plaza.

Hoteles Sare

Muy cerquita está el Chalet Elisa, una bonita casona familiar reconvertida en un acogedor hotel; o el Hotel Pikassaria con su precioso jardín.

Ttakoinenborda

En los alrededores de Sare destacan de forma especial dos espacios con grandes jardines y unas vistas espectaculares: Ttakoinenborda e Ihartze Artea, un fabuloso espacio de bodas desde el que se ve el famoso tren cremallera de La Rhun.

Ihartze Artea y tren de La Rhun

En el centro del casco urbano, junto al antiguo y largo frontón, se levanta la iglesia de Saint-Martin, del siglo XVI, caracterizada por su enorme galería de madera. En el campanario, justo encima del reloj, una inscripción reza: “Oren guziek dute, gizona kolpatzen, azkenekoak du, hobirat egortzen”, que en castellano significa: “Todas las horas, golpean al hombre, la última, lo manda a la tumba”. Y como es típico en esta región, el edificio está rodeado por un pequeño cementerio que hay que atravesar para acceder a la iglesia. Sin duda, ¡Sare es un lugar con muchísimo encanto para la celebración de bodas!

Saint-Martin Sare

Comentarios

  1. Precioso post y precioso lugar

Deja tu comentario

Posted By

Categories

Bodas, Bodas de destino