Image
Top
Navigation
30 junio, 2014

«Me espera otro día por vivir sin ti…»

Esta frase de la canción Si no te hubieras ido de Marco Antonio Solís, conocida por la versión que hizo Maná en 2008, evoca el sentimiento de vacío que experimentamos tras la muerte de un ser querido. Qué significativa es la música en los momentos de tristeza. Escuchamos una canción y nos sentimos totalmente identificados, sintiendo que esa letra está escrita para nosotros. Como si el cantante neerlandés Marco Borsato hubiera escrito estas reconfortantes palabras pensando en nosotros: «Vengo como el viento que sientes y la lluvia. Te sigo en todo lo que haces como la luz de la luna. Búscame en todo y me encontrarás. Susurra mi nombre y vendré». Despedirse no existe (Afscheid nemen bestaat niet) nos ayuda a creer que esa persona que se nos fue siempre seguirá presente en nuestras vidas… Y es que la música expresa esos sentimientos que tanto cuesta decir con palabras. Todos tenemos nuestra canción personal. Esa que nos hace emocionarnos y recordar a nuestra persona especial. Os dejamos con la versión de Candle in the Wind con la que Elton John rindió tributo a la princesa Diana en 1997. Para nosotras, una de las mejores canciones de la historia dedicada a la memoria.

Elton John – Candle in the Wind

Deja tu comentario