«Elopement wedding» con vistas al Cantábrico

· 20 febrero, 2020 · 9:15 pm

El pasado verano, hablando con Laura y Helena –las fotógrafas que se esconden detrás de Ramita en Rama– comentábamos lo que nos gustan las “elopement weddings”. Y ellas, que son de interior, decían que les encanta hacer ese tipo de sesiones con vistas al mar. Fue aquel comentario el que nos llevó a organizar una editorial que mostrase cómo sería este tipo de boda intimísima y a veces secreta en un entorno como el Mar Cantábrico.

Elegimos para ello la playa de Muriola, en Barrika, y los acantilados que rodean esa zona, caracterizada por el famoso Flysch, sus escarpados acantilados y sus playas salvajes. Además de un entorno precioso, contamos con la suerte de tener una pareja de excepción: Andrea y Mikis, con mucho amor que darse y cero vergüenzas. Y un equipo genial que os voy a ir mostrando.

De la decoración se encargaron Ángela y Nuria. La primera es la artista que se encuentra detrás del taller floral Harlem Studio; mientras que la segunda, especializada en el arte del macramé, tiene un estudio en Algorta llamado Flor de Awita, en el que también imparte talleres. Para aquel día diseñaron y crearon un arco y un precioso ramo.

En lo que se refiere al vestuario, los vestidos que lució Andrea pertenecen a la colección de Azala Novias. Maite es la diseñadora que hay detrás de este taller ubicado en Bilbao y enfocado a novias que quieran sentirse ellas mismas en el día de su boda. Por su parte, el traje y los complementos que llevó Mikis fueron diseñados a medida real en My Embassy Bilbao, atelier de sastrería a medida para novios finos, elegantes y actuales.

De la peluquería de ella y el maquillaje de ambos se encargó la estilista Alba Herrera. También de incorporar en la melena de Andrea los diferentes tocados joya de La Unike Novias. Gisele es la diseñadora de este estudio mágico situado en Madrid en el que realizan tiaras, coronas y tocados únicos para cada novia. Y el Restaurante Milagros nos cedió un huequito de su espacio para que pudiéramos llevar a cabo todos estos preparativos.

Como decía al principio, detrás de las cámaras el maravilloso trabajo de las fotógrafas Ramita en Rama. Y el de Panateneas en la organización y coordinación de esta editorial.

Espero que os guste esta sesión llena de amor que no es más que una muestrita de lo que entre todas podemos hacer para vuestro día especial.

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.