Luces de Navidad

· 10 diciembre, 2019 · 7:15 am

¿Luces sí? ¿Luces no? La controversia está servida con respecto a este tema. Parece que existe una batalla entre ciudades (algunos lo llaman «fiebre de las luces») por ver quién invierte más dinero al respecto. Muchos piensan que es un gasto superfluo que podría ser destinado a otras necesidades sociales… Y la verdad es que, por mucho que las calles estén más bonitas (que también esto es para gustos) y a la gente le llene de alegría y le entre el espíritu navideño –y como consecuencia el del gasto–, compartimos ese pensamiento.

Hace unas semanas Mikel y yo estuvimos en Oporto. El primer día escuchábamos desde nuestro apartamento una musiquilla cada cierto tiempo, pero no acertábamos a saber de dónde venía. Y nos quedamos alucinados cuando descubrimos que la música salía del edificio de la mítica relojería Marcolino. No sólo su fachada llena de luces era alucinante, ¡es que encima «cantaba» villancicos cada hora durante 15 minutos! Aunque no es nada comparado con la gran bola de la Gran Vía madrileña, la súper noria de Vigo, o el Mercado Navideño de Málaga, por citar algunas de las decoraciones que están llamando la atención últimamente en nuestro país.

Y yo me pregunto… ¿es responsable gastar tantos millones de euros en algo así? ¿De verdad la gente hace turismo de este tipo? Y, sobre todo, ¿dónde está el verdadero mensaje de la Navidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.