Planes II. Rutas por Bizkaia

· 20 junio, 2018 · 8:49 am

Hace unos meses os aconsejábamos planes para unos días en Bilbao. Hoy abrimos el abanico a Bizkaia entera, destacando tres planes diferentes:

En primer lugar os recomendamos la zona del Valle de Atxondo, conocido como el reino del silencio. Está plagado de ermitas y caseríos y rodeado de montes que esconden grandes leyendas, como el Amboto. Según la mitología vasca allí se ubica la casa de Mari (dama de Amboto). La ruta más sencilla para subir a este monte es desde el Santuario de Urkiola, un templo de estilo neomedieval dedicado a los Santos Antonios Abad y de Padua. No os olvidéis de dar vueltas a la piedra (según algunos un meteorito) con el fin de encontrar pareja (eso dice la leyenda). Abajo, en el Valle, se pueden recorrer los 5 kilómetros de la vía verde de Arrazola por el camino del antiguo ferrocarril minero desde Apatamonasterio.

 

 

De este valle de tradición minera salieron las lanzas para los ejércitos de Felipe II. Por la ruta se pueden ver numerosas torres, ermitas y molinos. También es destacable la fauna y vegetación de la zona, como los buitres que anidan en el monte Mugarra. Para daros un homenaje después de tanta caminata, el restaurante Akebaso, en Axpe, es 100% recomendable. Y podéis finalizar el día con una visita a la Necrópolis de Argiñeta, a la sombra del monte Udalatx. Con estelas funerarias precristianas y sarcófagos medievale es uno de los más importantes yacimientos religiosos del País Vasco.

Nuestra segunda sugerencia es el Valle de Karrantza y Las Encartaciones. Karranza es tierra de cal y una de las zonas espeleológicas más ricas de la península Ibérica. Las increíbles Cuevas de Pozalagua no se descubrieron hasta 1957 cuando una explosión en una de las canteras vecinas la dejo al descubierto. Sus originales estalactitas concéntricas son casi únicas en el mundo.

 

 

Pero hay más: destaca también Ventalaperra (con grabados paleolíticos de hace más de 25.000 años), Santa Isabel o la inmensa cueva de la Torca del Carlista, en Peña Ranero. Muy cerca está el Carpín, un centro de recuperación de animales donde se puede ver nuestra fauna y flora. Y como no el Balneario de El Molinar, Casa Vicente Pallotti, con sus aguas termales de tanta fama para aliviar reumas y otras afecciones. Por seguir con la ruta histórica, tenemos cerca la Casa de Juntas de Abellaneda, antigua sede de las Juntas Generales y hoy Museo de las Encartaciones. Justo delante podemos ver un retoño del árbol de Gernika. Y a unos minutos en coche, Balmaseda, puerta del Señorio de Bizkaia e importante centro comercial enclavado en pleno camino de Santiago. Destacan el Puente Viejo, la parroquia de San Severino, el Monasterio de Santa Clara, el Palacio de Horcasitas o la Fábrica de Boinas La Encartada. Para comer algo el Restaurante Convento de San Roque, antiguo monasterio de Santa Clara.

 

 

¡Y cómo no, un poco de mar! La tercera ruta es Urdaibai. En la cima del monte Atxarre, en Ibarrangelu, se erige la ermita de San Pedro, un balcón privilegiado sobre la reserva de la Biosfera de Urdaibai. Bajando hacia la ría de Mundaka nos encontramos la maravillosa playa de Laida con sus dunas doradas, y un poco más al este siguiendo el camino de la costa, la de Laga, con el cabo Ogoño al fondo. Lugares paradisiacos donde echarse a disfrutar de la brisa del mar Cantábrico. Al otro lado del cabo está Elantxobe, un encantador pueblo pesquero con sus casas de pescadores y un casco urbano tan pequeño que el autobús tiene que dar la vuelta sobre una plataforma giratoria. No dejéis de tomar unos pintxos en los bares del puerto.

Y hasta aquí las sugerencias de hoy. Seguiremos en otro post con nuestras recomendaciones para visitar Euskadi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *